jueves, 9 de diciembre de 2010

Actitud.

Esta es la historia de una mujer que viajó durante la guerra con su esposo a un campamento militar en el desierto.
El marido le había aconsejado no acompañarlo, pero ella deseaba estar con él.
La única vivienda que consiguieron fue una choza cercana a un poblado indígena.
El calor era insoportable, el viento soplaba si cesar, los días se tornaban largos y monótonos. Cuando su marido debió partir en maniobras por dos semanas, la soledad la apabulló.
Le escribió a su madre una carta avisándole que regresaba.
A la vuelta de correo, su madre le contesto con esas palabras:
"Dos prisioneros, miraban a través de la ventana con rejas: uno veía barro, mientras que el otro veía estrellas."
Se propuso hacerse amigas de los indios y les pidió que le enseñaran a tejer y a hacer alfarería. Empezó a estudiar el desierto y en poco tiempo, a sus ojos dejo de verse desolado, para convertirse en un lugar de maravillosa e imponente belleza. Llegó a ser una experta y hasta publicó un libro sobre las costumbres de los indios.
QUÉ HABÍA CAMBIADO?
Ni el desierto, ni los indios, sencillamente al cambiar SU ACTITUD, había logrado transformar una experiencia negativa, en una gratificante.

El texto no es de mi propiedad, lo encontró mi mamá en una revista junto con recetas de cocina, creo que todos debemos plantearnos a veces cambiar nuestra actitud para que las cosas fluyan mucho mejor y no nos enrosquemos en boludeces.

7 comentarios:

Petreke dijo...

Bonita entrada, sin duda el tener una actitud receptiva dia a dia te hace disfrutar más de la vida.

Yo estreno blog, http://condostrenzas.blogspot.com/
pásate!!

te sigo!

Akatharta dijo...

Me encanto, el como nos sintamos respecto a algo siempre va a depender de nosotros.

Outsider dijo...

No eran dos prisioneros... era el mismo prisionero mirando a traves de los barrotes en dias distintos.

La actitud es un estado difuso, a veces se ve negro, a veces se ve blanco pero nunca es blanco ni negro, sino alguno de entre la gama de grises que hay entre ellos.

Marya J. dijo...

¡Buenas!
He estado buscando blogs interesantes y el tuyo me ha llamado la atención.
Soy Marya,
mi blog se centra en las letras.
Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

La Caminante dijo...

Hola!
Muy acertado tu artículo, pensé que era un párrafo de un cuento o novela de tu autoría.
Por casualidad de la vida estaba viendo los blog y tope con el tuyo.

Las letras definen al ser humano, sus acciones lo liberan, tú liberaste una parte de ti al hacer público el anterior Art.
Saludos desde Venezuela.

Ana Ulacio

Eduardo Arredondo dijo...

que extraño que tu blog se llame te acuerdas de mi, cuando el mio era ysitevinimeacuerdo, que nuestrio tipo de letra sea el mismo, y que tu entrada me haya alegrado el día.

gata-madrileña dijo...

Me ha encantado tu relato.